Nuestra Historia

Somos una bodega pequeña, muy personal, un proyecto de futuro con una larga historia. Desde finales del siglo XIX nuestra familia ha cultivado viñas y ha elaborado vino. La viticultura ha sido desde siempre nuestra forma de vida. Somos la cuarta generación que hemos nacido aquí, en La Rioja, por eso entendemos su esencia y su cultura vinícola.

Cor de Mei -en latín y persa antiguo significa “corazón de vino”- encierra toda la sabiduría que nos han trasmitido nuestros padres. Por eso, estamos comprometidos con lo verdadero de esta tierra, con una viticultura que cuide la viña y la haga cada vez más sostenible, con el paisaje y con nuestra historia que no es otra que la Cultura del Vino. Esta es nuestra inspiración.